Principio de incertidumbre.

En 1932, Werner Heisenberg postuló su Principio de incertidumbre, relativo a la física cuántica. (La física que se ocupa de átomos; que vienen a ser las cosas más chiquitas de todo el universo (En verdad hay más chicas, pero quiero simplificar)). Lo que Heisenberg quería, era determinar la posición de una electrón. Determinar la posición de una persona, es algo fácil, nos fijamos dónde está y listo. Con los electrones sin embargo, ésto es imposible. Imaginemos que tuvieramos un telescopio capáz de visualizar al electrón (una pelotita muuuuy chica).Para poder verlo, un rayo de luz debe reflejarse sobre él. (Si queremos ver algo, en la oscuridad, enfocamos con una linterna) Sin embargo, la luz está compuesta por otras pequeñísimas partículas llamadas fotones. Entonces, para verlo, necesitaríamos pegarle a la pelotita original (electrón), con otras pelotitas chicas (fotones). Y ahí radica el problema, si le pegamos a la pelotita, con otra pelota, la movemos.
De ahí que Heisenberg postula algo parecido a que no se puede determinar la posición de la pelotita original (electrón) con exactitud.

Existe determinada probabilidad de que la pelotita esté en un lugar, eso está claro. Si la pelotita existe, las probabilidades de que esté en cualquier lugar, son de un 100%. Podemos además estimar un espectro de posibilidades, para las cuales el electrón (pelotita) puede estar.

Para complicarla más, llegó Schrödinger, con un experimento mental:
Pongamos a un gato en una caja sellada, sin poder ver para adentro. Dentro de la caja, pongamos además un dispensador de veneno, que se activará dependiendo si la pelotita pasa o no pasa por un lugar determinado. (Está o no está, las probabilidades que cada cosa son de un 50%).
Al realizar éste experimento, no tenemos forma de saber si el gato está vivo o muerto hasta efectivamente abrir la caja. Por lo tanto, se crea un momento, (desde que funciona el experimento, hasta abrir la caja) en la que el gato está mitad vivo, y mitad muerto. (Como no se puede estar mitad vivo y mitad muerto) nuestro gato está VIVO y MUERTO a la vez. (Hasta efectivamente abrir la caja). Al aceptar que el gato está en dos estados a la vez, estamos aceptando que la pelotita también lo está. Ya que si pasaba por donde se suponía, el gato estaría muerto, y si no pasaba estaba vivo. Luego, pasó y no pasó por donde debía; y por esa razón, estuvo en dos lugares. (A ésto se le llama superposición de estados)

La teoría ''many worlds'' (muchos mundos) postula que siempre que se superpongan dos o más estados, se creará un universo paralelo donde suceda lo que no sucedió en 'nuestro universo'. (Si abrimos la caja y el gato está vivo, es porque en un universo paralelo, cometimos gaticidio)

De acá, podemos tomar extraer una serie de conclusiones para nuestras vidas diarias:
1- Siempre que desconozcamos el resultado de algo, no podemos saber lo que va a pasar hasta luego de haber visto como de desarrollaron los eventos.
2- Al tratar de saber el resultado de algo, y actuar, estamos afectando lo que va a suceder. Lo que vuelve imposible ver el futuro.
3- Siempre que haya más de una posibilidad, van a suceder en simultáneo el fenómeno deseado, y todos los fenómenos opuestos.
4- Por lo expresado en el punto 2, podemos afectar el resultado, de modo de 'quedar' en el universo que más nos favorezca.
5- Nuestro cerebro funciona con electricidad. La electricidad es un flujo de electrones (Pelotitas), un pensamiento se origina según la posición que tengan las pelotitas en un determinado momento. Por el punto 3, y la teoría de many worlds, cada vez que pensamos, y decidimos, creamos nuevos y nuevos universos paralelos (En cuál nos quedamos, depende enteramente de nosotros (Punto 2)).

En conclusión: Siempre que no sepamos que hacer, y/o estemos en algún tipo de disyuntiva, hay que arriesgarnos, y ser optimista; que con un poquito de física cuántica, todo va a salir según lo 'esperado'.
Saludos y buen fin de semana, el lunes les cuento sobre mi primera misión.

5 comentarios:

Cecilia Fernandez dijo...

Menos cabeza.Más acción.
Del error se aprende.
El que no arriesga no gana, no?

:P

Buen finde!

Pepita Pistolera dijo...

Por fin entendí la teoría de la caja y el gato!

F. dijo...

De nada ;)

Juli dijo...

Yo digo que estoy de acuerdo. Siempre mejor arriesgarse! No me quedó CLARÍSIMA la teoría, pero entendí más o menos por contexto jaja espero que estés bien y subas más posts sobre tu trabajo, que es lo que me resultaba más divertido!

Mecha dijo...

Schrödinger y su gato, el de la caja, no la señorita que lleva del brazo, siempre fue mi experimento preferido, y tanto es así, que tengo un par de chistes MUY internos al respecto...

De todas formas, me encantó tu conclusión.