У = -1

Se detuvo el descensor, frente a una especie de cortina de hierro, 'El pelado' colocó su mano en una ranura cubierta por una especie de film negro (asumo que le escaneó las huellas dactilares) y la cortina comenzó a levantarse. Quedamos frente a un portón de vidrio sellado, que sólo se podía abrir desde afuera, el cuál fue accionado por una especie de recepcionista. No podía ver demasiado a través del vidrio, ya que la 'recepción' estaba contra una pared que impedía ver lo que había detrás; a cada costado de la recepción, divisé un camino que llevaban a distintos lados, (atrás de la pared contra la cual se encontraba la mencionada recepción). Al abrirse la puerta de vidrió, respiré aire extrañamente puro, más limpio incluso que en la calle; busqué sin demasiado éxito algun tipo de extractor de aire, mientras estudiaba el lugar en el que me encontraba; desde el descensor hasta la pared de la recepción, habían unos 6 metros, sin embargo, entre las otras dos paredes, habían fácil unos impresionantes 30 metros. V. le entregó una especie de pulsera que traía puesta al recepcionista, quien la escaneó con algo parecido a las pistolitas que utilizan las cajeras de supermercado para leer códigos de barras.
'El pelado' y El chofer, ya no estaban con nosotros, se habían ido por el camino a la izquierda de la recepción (Sería la derecha de quienes salen del descensor). "Por acá"- me dijo V. y tomó el camino contrario a nuestros escoltas.

Lo primero que pude ver, fue un pasillo muy largo, de unos 80 metros por 6 de ancho. Del lado izquierdo del pasillo lo único que se veían era que toda la 'pared' eran espejos. A la derecha del corredor, en lugar de espejos; eran hasta la altura de la cintura, vigas de metal. A mi derecha, ví (sobre las vigas) el corredor por el cuál se habían ido quienes vinieron con nosotros en el vehículo: La situación era la inversa, la pared espejada hacia la derecha y una barrera hacia la izquierda. Lo veía desde donde estaba, aunque había algo que no me permitía ver todo el corredor, sino algunas partes (Espero que se estén esforzando por entender; porque acá viene lo interesante) Una de las complicaciones de estar en un subsuelo, sería la falta de aire, pero en éste caso, se llegó a una maravillosa solución. Entre los dos corredores (unos 20 metros separaban las vigas) habían nada más y nada menos que una fila de árboles (dos filas paralelas). Sobre las copas, en donde se encontraba el techo, había una fila de luces (asumí que imitaban la luz solar) enfocando las hojas (para lograr la fotosíntesis, y mediante ella la liberación de oxígeno al ambiente, intuí). Los árboles estaban plantados en lo que parecía el piso -3, junto con un jardín. Ingenioso, aunque yo creía que las plantas emitían casi la misma cantidad de oxígeno que luego respirarían, pero evidentemente en algo estaba equivocado, al menos en el susodicho jardín.

________________________________________
El piso -1 tenía una forma algo así:

<--32 mts-->
╦══╦۸
║║ |
║║ |
══ |
══ | 80metros
║║ |
║║|
╩╤╤╩۷

Referencias:
Donde está azul, serían los 'espejos'.
Donde está violeta, están las vigas de metal.
Verde, es la fila de árboles
Roja está la recepción
Entre lo azul y lo violeta, es donde serían los pasillos, o corredores. (Donde estoy parado)
Y lo amarillo, era desconocido.
Las intersecciones en negro, eran columnas
_________________________________________________

V. me dio un momentito para procesar todo.
- Pronto? - preguntó impaciente.
- Algo así - respondí, al tiempo que comenzamos a recorrer el corredor. Cada espejo tenía una puerta, pero en lugar de estar numeradas, tenían nombres (Einstein, Buda, Casanova, Bruce Lee; eran los que conocía y logré recordar) de una cosa estaba seguro, y es que ninguno de ellos estaba ahí. Cada espejo era un poco mayor al anterior, por lo que podía asumir que los cuartos iban aumentando en metraje; y podemos inferir que mientas más grande sea el cuarto, más importante quien esté dentro. Habíamos recorrido cerca de un tercio del pasillo (unos 25 metros) cuando V. abrió una de las puertas: Tomé otro hondo respiro al leer la inscripción en ella.

(Me encantaría decirlo, pero lo googlearían, y no sería justo. A esperar a mañana entonces.)

7 comentarios:

Anavril dijo...

Lo que no es justo es no decir el nombre!

Saludos!

Alma de Loca dijo...

No es justo que tengamos que esperar hasta mañana ¬¬
Grrrr.

F. dijo...

Lo que no es justo, es que el diseño del piso -1 que me llevó como 15 minutos no salga tan lindo como cuando lo diseñé. No es justooooo
Fíjense, sale deforme.
╔╦══╦╗
║║║║║║
║║║║║║
╠╬══╬╣
╠╬══╬╣
║║║║║║
║║║║║║
╚╩╤╤╩╝
Copien y peguen en donde escriben los comentarios y van a ver que era muy prolijo!
Saludos y hasta mañana a la tarde!

Coffee dijo...

Recomiendo el uso de imagenes para evitar la frustracion. Aunque el arte en texto es todo un estilo.

Mecha dijo...

Últimamente me pierdo en los cruces de palabras...
Antes solía perderme en la niebla...
Hoy me perdí en la descripción de los pasillos...

=P

reina dijo...

Copié y pegué para ver la diferencia... :( igual está bonito...!!!

Che... el nombre es de una mujer...? no sé por qué pero se me ocurrió al leer que la puerta tenía nombre de mujer....
Hasta qué hora hay que esperar....?
pero acá son las 12 ya...!!!

Un beso

Pepita dijo...

Interesante la historia.